Consejos para calmar a un perro agresivo.

¿Consideras que tu perro es agresivo con otros perros o con otras personas? Una de las señales es porque ladran, gruñen, enseñan los dientes o en casos más fuertes pueden llegar a morder.

En este apartado te daremos una lista de causas por las que el perro agresivo tiende a atacar, te enseñaremos a reconocer el lenguaje canino de tu mascota y posteriormente proporcionaremos varios consejos que se pueden tomar en cuenta para disminuir estos comportamientos y lograr que tu mascota se sienta en un ambiente más tranquilo y relajado.

Para comenzar, un punto importante a destacar es que los perros no nacen siendo agresivos y es muy poco probable que un perro muerda sin motivo, es por eso que el comportamiento agresivo de los perros se debe a su entorno, sus miedos, fobias e incluso la ansiedad que tienen en ese momento.

Es por eso que se recomienda reconocer cuáles fueron los momentos en los que el perro reaccionó de manera agresiva, aquí te presentamos 8 escenarios diferentes:

  • Agresión territorial: En esta situación la amenaza se presenta cuando los perros sienten que su casa o su área está invadida por extraños. La extensión de la zona puede variar ya que podría ser el patio, una habitación, un carro o el vecindario en dónde vive.
  • Agresión por protección: El perro agresivo reacciona porque piensan que los miembros de su familia o un ser querido está en peligro, los considera muy valiosos y por eso los protege.
  • Agresión posesiva: Muchos perros tienden a proteger sus pertenencias de los demás, especialmente de los extraños, por ejemplo, no importa si no está necesitando su juguete favorito en ese momento, si alguien lo toca su comportamiento cambia al instante y se vuelve agresivo.
  • Agresión por miedo: Se podría definir como un perro miedoso o ansioso que se vuelve agresivo porque se siente inseguro, atrapado o en peligro, puede ser hacia otros perros o con las personas.
  • Agresión defensiva: El perro agresivo es dominado por el miedo y su manera de reaccionar es por medio de un buen ataque.
  • Agresión social: Un perro se puede considerar a sí mismo como dominante y por status social o jerárquico es agresivo para conservar su posición social.
  • Agresión por dolor: Un perro que la mayoría del tiempo está amistoso y sociable con todos, puede llegar a ser agresivo si padece algún dolor.
  • Agresión por competición sexual: Muchas de las veces las hembras en celo llaman la atención de los perros machos, estos pueden llegar a competir entre ellos. Incluso las hembras pueden llegar a hacer lo mismo para llamar la atención del macho.

La determinación de la causa que provoca estos comportamientos agresivos es esencial para entender a nuestra mascota, un factor importante a considerar es, que existen fases en la agresividad de los perros, esto se debe a su lenguaje corporal y se necesita prestar atención a detalle.

consejos_para_calmar_a_un_perro_agresivo

La determinación de la causa que provoca estos comportamientos agresivos es esencial para entender a nuestra mascota, un factor importante a considerar es, que existen fases en la agresividad de los perros, esto se debe a su lenguaje corporal y se necesita prestar atención a detalle.

Si tu mascota presenta las siguientes características es probable que vaya a atacar y sea un perro agresivo:

  • Se comporta muy tenso, quieto o rígido.
  • Sonidos amenazantes
  • Se lanza hacia adelante
  • Da golpetazos con la nariz
  • Gruñidos
  • Muestra los dientes
  • Chasquidos con los dientes
  • Mordiscos rápidos que desgarra la piel
  • Morder con presión causando un hematoma
  • Sacudirse

Cabe destacar que los perros pueden presentar uno o varios factores de los mencionados anteriormente o incluso mezclar estos factores, un ejemplo es empezar a ladrar, gruñir y lanzarse hacia delante así múltiples veces. Es importante estarles prestando mucha atención ya que puede que de repente pierdan el control y hay una fracción de tiempo limitada para poder frenar al perro agresivo.

Te recomendamos seguir las siguientes indicaciones de lo que se debe hacer ante estas conductas:

Antes que nada, es conveniente consultar a un veterinario para descartar que estos comportamientos se deban a que el perro se encuentra enfermo. En caso de que se descarte la primera opción considera que estos problemas de agresividad no desaparecen por sí solos, va a requerir ayuda de un especialista en comportamiento animal. Tome precauciones ya que la seguridad de los demás es su prioridad. Evite la exposición del perro en una situación donde tenga más probabilidades de mostrarse agresivo, si tiene visitas en su casa y detecta al perro muy impaciente, es importante considerar encerrarlo o restringir sus actividades.

El perro agresivo también adopta una actitud posesiva ante sus juguetes, alimentos o ciertos lugares, es fundamental intentar cambiarle el juguete por algo mejor. Por ejemplo, si le roba un calcetín, cámbialo por un premio, notará que no tiene nada de malo lo que está haciendo y a cambio recibe algo que le gustará más, con el tiempo lo dejará de hacer.

¿Qué no se debe hacer? Es muy importante considerar que los castigos no serán útiles, incluso van a empeorar el problema. Cabe destacar que si el perro agresivo es motivado por el miedo se hará más temeroso y, por lo tanto, más agresivo. El problema se va a intensificar y el perro va a atacar gravemente con una mordedura.

Todos estos consejos son recomendables a seguir sin importar la raza o el tamaño de tu mascota, un punto importante a destacar es que, si tu mascota es un cachorro, este solo aprende lo que le enseñas, desde pequeño es importante educarlo y enseñarlo a que, si algo no está bien, su comportamiento se puede cambiar para que de adulto no sea un perro agresivo y aprenda a relacionarse con los demás sin importar el entorno.