Los perros han acompañado al hombre ya por un lapso considerable de tiempo, se tienen registros antiquísimos de que somos inseparables compañeros ya desde hace bastante tiempo nos han acompañado en un sinfín de actividades tanto recreativo como de trabajo, a lo largo de todo este tiempo de convivencia nos hemos percatado mediante la observación empírica y lógica algunos beneficios que este entrañable compañero nos brinda en nuestro desarrollo desde temprana edad ya que nos ayuda en 3 áreas indispensables en nuestro día a día.

Niños más saludables y activos

Al estar en contacto con las bacterias y gérmenes que nuestro perro acarrea activa el sistema inmunológico haciéndolos menos propensos a las enfermedades. Un perro promueve la actividad física, esto es de gran importancia hoy en día tomando en cuenta el aumento de sedentarismo en los niños; son muchas las repercusiones que conlleva este tipo de conducta, como lo es la obesidad infantil, la diabetes y problemas cardiovasculares que a la larga acarrea la baja actividad física. Al exigir este incremento en la actividad física acelera el desarrollo psicomotor a través del juego, el ejercicio y las risas. Cabe mencionar que disminuye el número de afecciones psicosomáticas. (Ansiedad, dolor de cabeza o abdominal, alteraciones del apetito o problemas cutáneos).También el mero acicalamiento al animal reduce el estrés, la presión sanguínea y el ritmo cardiaco.

Inteligencia emocional
Cuando el niño pasea a su perro suelen atraer la atención de otros transeúntes por lo que las conversaciones e interacciones que suele ocurrir durante estas caminatas estimulan las habilidades sociales de los infantes, ayudándole, en un futuro a entablar conversaciones con mayor facilidad. Por otro lado invita a los niños a imitar el rol de cuidadores como los adultos, lo que les hace empatizar con las emociones del animal, dándole así una noción sobre el amor, la afección, responsabilidad, la paciencia, perseverancia y amistad, los cuales con importantes en la mayoría de los aspectos de la vida.

Los liberan del estrés lo que los hace menos agresivos, promueve la buena auto-estima ya que crea una relación de confianza mutua, el auto-conocimiento, le regala a niño un amor sin prejuicios y es de gran ayuda para las enseñas en conceptos básicos naturales como la vida, sexualidad, nacimiento, parto, desarrollo, enfermedad, dolor y muerte.


Familia unida
El tener un perro en casa nos ayuda a olvidarnos de nuestras diferencias por un bien en común, lo que nos ayuda a tener una familia más unida, ya que permite participar a toda la familia en la toma de decisiones; estrecha las relaciones, al tener actividades recreativas con cierta frecuencia para mantener a nuestro perro saludable, nos permite aprovechar esos momentos para compartirlos en familia, ya sea con un picnic, una caminata, un día de campo, cualquier momento es oportuno para hacerlo en familia. Una de las ventajas más importante es que facilita la comunicación entre los miembros de la familia, nunca te cansaras de hablar de sus travesuras, ocurrencias o desarreglos que hacen reír a carcajadas a todos.

Una mascota es una experiencia invaluable que nos regala un carrusel de emociones de diferentes matices, un sinfín de enseñanzas y hasta puede formar un carácter, no importa si es un gato o un perro, pero cualquiera que sea tu elección no te arrepentirás.

Si eres un amante de los gatos puedes ver también Los beneficios de tener un gato.

top