Si estas en ese momento de tu vida donde estas indeciso si recibir dentro de tu familia un integrante más, pero aun no estas convencido, tal vez porque crees que son muchas las responsabilidades o no crees estar preparado para ello, en tu mente flota la idea de que no tendrás tiempo para él, o quizá toda tu vida has deseado aquel compañero peludo pero en tu casa nunca te lo permitieron; aquí te damos algunos motivos para que te decidas de una vez por todas y le abras no solo las puertas de tu hogar sino también las de tu corazón ese amor con patas, para ello te damos 3 razones por las que deberías de tener un perro.
Mejora tu salud.

http://www.heart.org/HEARTORG/HealthyLiving/Owning-a-Pet-May-Protect-You-from-Heart-Disease_UCM_453586_Article.jsp#.WMeJBFU1_Dc


El tener un perro según la American Heard Association en Estados Unidos, reduce los riesgos cardiacos, ya que al tener un perro nos impulsa a tener más actividades al aire libre, como las son salir a caminar o correr. También son excelentes con los niños, ya que cuando un perro entra en tu entorno también viene con él un sin número de bacterias dentro de su pelo o saliva, pero ¡no te preocupes!, ya que todo esto activa el sistema inmunológico de los niños haciéndolos más resistentes a las enfermedades, por eso es bueno que los niños tengan contacto con perros desde temprana edad, ya que los hace menos enfermizos. Si deseas saber más sobre los beneficios de los perros con los niños da clic en el link.

La Universidad de Búfalo en New York reveló que el tener un perro (o gato) reduce la presión mejorando así nuestra salud cardiovascular, así como también reduce el estrés.

http://www.buffalo.edu/news/releases/1999/11/4489.html

Nos hace más felices
Una mascota alivia la depresión con ellos a tu lado nunca te sentirás solo, ya que su amor incondicional siempre está latente y pueden acompañarnos en todo momento dejando de lado el sentimiento de soledad que de vez en cuando puede acosarnos. También ayuda a nuestra autoestima ya que ellos no te juzgan por tu apariencia, nivel socio-económico o por tu peso, siempre estarán ahí para recibirte con alegría. Más de una vez te arrebatarán una que otra sonrisa o carcajada con sus ocurrencias, inocencia, curiosidad o ansias de descubrir el mundo, por estas razones el tener esta peluda compañía nos hace más felices.

Mejora nuestras relaciones personales
Al tener una mascota en casa nos ayuda a relacionarnos mejor, ya que participamos juntos en tomar decisiones respecto a ellos, involucrando a los más pequeños. El tener que llevar a nuestra mascota al parque nos ayuda a relacionarnos con otras personas dentro del mismo ambiente ya que hay quienes no se pueden resistir a acariciar a un perro en cuanto lo ve en la calle, por lo que facilita la convivencia. También el acariciar a algún animal reduce nuestros niveles de ansiedad y presión por lo que nos hace más tolerantes y pacientes en nuestro diario convivir. Algunas compañías han notado todos los beneficios de un perro en el trabajo que hay quienes han optado por tener un ambiente pet-friendly donde puedes llevar a tu perro a tu trabajo.

top